Adiós a las quemaduras de sol con té negro y té verde

Té bio Tétique

Tomar el sol durante las vacaciones en el mar, en el lago o en el balcón es una práctica habitual. No podemos negar que resulte muy placentero hacerlo, pero no todo es tan bonito y hacerlo sin protección podría acarrearnos alguna que otra quemadura.

No hay que ignorar las quemaduras producidas por el sol, ya que son muy peligrosas para la piel. Sin embargo, ¿a quién no le ha pasado en alguna ocasión? Es fácil despistarse, quedarse a tomar el sol sin tenerlo previsto y acabar con la piel enrojecida e inflamada. 

En estos casos lo habitual es recurrir a remedios naturales para aliviar ese malestar en la piel. Y en este sentido, los tés ecológicos Tétique pueden ayudarte.  Concretamente, el té verde y el té negro proporcionan un alivio muy significativo en las quemaduras.  

Ingredientes curativos en el té

El té negro y el té verde tienen muchos ingredientes valiosos que alivian varios trastornos de salud y pueden ayudar en casos de quemadura del sol, incluso con irritación en la piel.

Además de un alto contenido de vitamina C, el té verde y el té negro contienen taninos y flavonoides. Estos son los ingredientes que alivian el dolor e inhiben la inflamación. También apoyan al tejido de la piel en el almacenamiento de líquidos y mantienen la piel suave y flexible.

Los estudios médicos también han demostrado que el té protege contra el daño de los rayos UV. Tanto el té negro como el té verde contienen polifenoles, que son fitoquímicos responsables en el color, sabor y el olor del té. También inhiben ciertas enzimas, que favorecen el desarrollo del cáncer de piel.

Como utilizar el té en casos de quemaduras solares

Después de una quemadura de sol, la piel dañada necesita mucho líquido. Además de aplicar una suave crema hidratante, debes suministrar a tu cuerpo continuamente mucho líquido, bebiendo té verde. Es ideal ya que con sus valiosos ingredientes, el té verde y el té negro pueden calmar las quemaduras solares también aplicándolo externamente. Para esto se prepara una infusión de tres cucharaditas de té verde y aproximadamente 300 ml de agua.

Hay que dejar que la infusión esté bien fría. Después mojar un paño de lino y colocarlo en la zona quemada. Este procedimiento hay que repetirlo dependiendo de la intensidad del dolor, de tres a cinco veces al día.

La tela de lino debe permanecer en la piel durante al menos 30 minutos. Un efecto igual de agradable y relajante lo tienen las compresas empapadas con una infusión fría de té negro, que se colocan sobre la zona dolorida unos 30 minutos.

El té negro también se puede utilizar para un baño donde se echan 3 cucharaditas colmadas en el agua de la bañera. Una leve quemadura de sol se puede curar con este tratamiento y utilizando crema hidratante por unos días, pero en casos de fuertes quemaduras solares con ampollas, deberías consultar a un dermatólogo.  

Aliviar la quemadura de sol con té

Los tés negros y verdes contienen ingredientes valiosos, como los polifenoles y los taninos que ayudan a prevenir los efectos dañinos de la luz ultravioleta, así como alivia el dolor y la inflamación asociados con las quemaduras solares.

Para tratar las quemaduras solares con té, puedes hacerlo tanto a nivel interno en infusión para beber como aplicado externamente en baños o compresas. En Tétique ofrecemos muchas diferentes variedades de té verde y té negro 100% biológico.

¿Está interesado en nuestros productos? Visite nuestra tienda online: