Escoge bien tus Vasos Para Infusiones

Escoge bien tus Vasos Para Infusiones

En el mercado hay cantidades de vasos térmicos, sin embargo, no todos se acoplan a lo que en realidad necesitamos. Escoge bien tus vasos para infusiones con los consejos que te daremos en este artículo.

Un vaso para infusiones o vaso térmico es aquel comprendido por dos recipientes. Uno de ellos está hecho de vidrio y es donde se almacena la bebida, se encuentra revestido con un material que no sea tan buen conductor de calor. Además, el recipiente externo por lo general es fabricado en acero inoxidable o de algún metal que es resistente y de larga durabilidad. El objetivo de estos vasos es mantener la bebida caliente o fría por un tiempo determinado.

Como ya mencionamos se pueden encontrar cantidades de ellos en el mercado, los hay de 250 ml hasta de 500 ml. Sin embargo, uno de los más vendidos es el que tiene tamaño de taza de café (350 ml). Para elegir un buen vaso térmico debes tomar en cuenta los siguientes elementos.

La tapa del vaso para infusiones

Taza para infusión

A la hora de comprar un vaso para infusiones es necesario que consideres el sistema de sellado al vacío de la tapa. No es un detalle insignificante, evitaremos problemas en el futuro, por ejemplo, que nuestra mochila se empape de nuestra bebida porque la tapa se abrió o por los vasos para infusiones frías.

Por lo antes expuesto, debes verificar que la tapa del vaso sea hermética, es decir, que impida que el líquido se derrame con los movimientos. Además, se recomienda que tenga un sistema que se abra y permita salir una boquilla (que sea un vaso filtro para infusiones) para beber mientras la tapa esté cerrada.

La tapa cuenta con dos tipos de mecanismos para abrir y cerrar el vaso. El primero de ellos es la tapa rosca. Solo se requiere darle vuelta para quitarla para extraer la bebida. La segunda opción consiste en una tapa de presión, que se quita al hacer fuerza hacia arriba, no es necesario darle vuelta. Sin embargo, este último mecanismo tiene una desventaja, porque con el tiempo y el roce, el material se va desgastando, por tanto su aislamiento térmico pierde capacidad.

El material del vaso para infusiones  

Otro detalle importante a considerar para comprar un vaso para llevar infusiones es que la tapa debe ser resistente al calor y al frío, así evitarás que te queme la boca cuando vayas a beber o al abrirlo. Un elemento más a considerar, es que tenga una goma antideslizante alrededor de la tapa para evitar que se caiga. Incluso hay modelos que tienen asas para agarrarlos de manera más cómoda.

Tetera con té y vasos para infusiones

Si quieres que estos vasos para infusiones te duren por más tiempo, debes evitar que sufran golpes fuertes, porque así se abollan o hacen que la tapa empiece a gotear líquido. También puede ser que ya no mantenga el calor tan eficientemente como lo hacía. Es importante considerar para no dañarlos, verificar que dichos vasos estén hechos para meterlos en microondas o para que se laven en lavavajillas.

ETIQUETAS

¿Está interesado en nuestros productos? Visite nuestra tienda online: