5 maneras fáciles de hacer que el té verde sepa mejor

Té verde a granel bio

Una de las bebidas naturales más populares que existen en la actualidad, sin duda alguna es el té verde, debido a que su sabor es uno de los más suaves. Sin embargo, hay varias formas de mejorar aún más este sabor. En este post te contaremos cómo hacer el que el té verde sepa mejor. Así podrás beberlo incluso si no te atrae demasiado su acidez, para beneficiarte de todas sus propiedades.

Uno de los datos que debes conocer es la temperatura en la que debe estar el agua. Al preparar el té verde, el agua debe tener una temperatura entre los  70ºC y los 80ºC. Además, también es importante que tomes en consideración que al añadir ciertos ingredientes, se puede lograr un sabor aún mejor.

A continuación, te presentamos una breve lista de las formas que puedes emplear para que esta bebida sea mucho más rica. Cabe acotar que ninguno de los ingredientes repercute en sus beneficios, sino que la mayoría de ellos pueden potenciar aún más estas ventajas.

Utilizar agua filtrada

Este es uno de los elementos principales en la preparación de un té. Es indispensable contar con agua de buena calidad para conseguir que esta bebida tenga un buen sabor.

Seguir las indicaciones de preparación

Té verde con menta bio

En la actualidad, existen varios tipos de tés verdes. Muchos de ellos, vienen en bolsitas, en las que se encuentran sus especificaciones y su modo de preparación. Seguir este paso es bastante importante debido a que no todos los tés verdes son iguales y, por ende, el sabor puede variar dependiendo de los pasos que se sigan para prepararlos.

Utilizar la cantidad apropiada del té

Además de saber exactamente cuál es la calidad del agua que se va a utilizar, también es importante añadir la cantidad apropiada de té. Esto se debe a que si se incluye demasiado, se corre el riesgo de que sepa bastante amargo y, por ello, que no sea agradable al consumo, dando como resultado que no se gocen todos los beneficios que puede proporcionar.

Añadir un poco de azúcar

El el recurso más habitual: añadir azúcar al té, aunque no es más sano. Por lo general, el té verde tiene un sabor suave. Sin embargo, nunca está demás incluir un poco de azúcar a la mezcla para que sea mucho más tolerable, en especial para las personas jóvenes. Si no tienes problema de azúcar ni sobrepeso, no hay problema en tomar la bebida endulzada.

Medir el tiempo apropiado

Generalmente, esta clase de infusiones deben dejarse reposar durante cinco minutos aproximadamente. En el caso de los tés verdes, lo más recomendable es que este tiempo no supere los dos minutos.

¿Cómo se puede combinar el té verde?

Además de todos los pasos mencionados anteriormente, también se pueden incluir otros elementos para hacer que esta infusión sea realmente deliciosa. A continuación, te compartiremos cuáles son los ingredientes con los que se puede combinar el té verde para mejorar considerablemente su sabor y, además, potenciar us virtudes.

Jengibre

Los zumos de frutas pueden ser combinados con té verde. Al combinar estos elementos, se obtiene un exquisito sabor y además muchos más beneficios. Entre las frutas que más se utilizan para mezclar con esta bebida se encuentra el limón, que sirve para mejorar las propiedades diuréticas de esta infusión.

El jengibre es otro de los ingredientes que se pueden incluir al té verde. Entre los beneficios que proporciona esta mezcla, destaca el hecho de que sirve para aliviar los dolores de garganta, tratar las úlceras, los problemas estomacales, entre muchos otros. Además del jengibre, el té verde también puede ser combinado con canela.

Si eres de esas personas que se preocupan por su salud bucal, la combinación perfecta para ti es la del té verde con menta. Al incluir este ingrediente, se puede prevenir las caries, se fortalece el esmalte y además se trata el mal aliento. Añadido a esto, la menta otorga una excelente sensación de frescura a esta ingesta.

Beneficios del té verde

Además de su versatilidad, son muchos los beneficios que se pueden obtener al ingerir té verde. Uno de ellos es el cuidado del corazón. También está comprobado científicamente que el té verde ayuda a prevenir resfriados, gripe y otros tipos de problemáticas similares.

Esta ingesta también sirve para regular la presión arterial y disminuir los riesgos de padecer enfermedades degenerativas como el cáncer. No hay que olvidar que esta bebida mejora el rendimiento físico y mental, por lo que es considerado como uno de los mejores tés para ingerir en horas de la mañana, preferiblemente en ayunas, con el objetivo de cumplir con las labores cotidianas de una forma más eficaz.

Según los expertos, esta bebida puede matar una gran cantidad de bacterias. Gracias a él se disminuye el riesgo de sufrir varios tipos de infecciones y mejora la salud dental.

¿Cómo se prepara el té verde?

Tal como has podido observar, es bastante beneficioso ingerir té verde regularmente. Es por este motivo que en este post te contamos cómo prepararlo correctamente, para que posteriormente puedas disfrutar de todos los aportes positivos que puede tener para tu salud. Sigue leyendo y aprenderás todo lo que necesitas con respecto a esto.

Lo primero que se debe hacer es calentar el agua, hasta que llegue a hervir. Posteriormente, se añade el té, ya sea en hojas o en bolsitas. Por lo general, la cantidad que se debe añadir por cada taza es aproximadamente de 2,5 gr. Después de esto, se vierte toda la mezcla en alguna tetera y se deja reposar durante dos minutos.

El siguiente paso es colar el té, para después añadirle un poco de azúcar, miel o cualquier otro edulcorante que pueda endulzar la bebida. Al concluir con cada uno de estos pasos, se procede a servir en pequeñas porciones, para disfrutar de su exquisito sabor y sus múltiples beneficios.  

ETIQUETAS
mejor sabor · té verde ·

¿Está interesado en nuestros productos? Visite nuestra tienda online: