Infusión ecológica Tétique de Hojas de Melisa o Toronjil

Infusión ecológica Tétique de hojas de melisa
La planta Melissa officinalis, llamada popularmente como melisa o toronjil, entre otros muchos nombres más, es una hierba medicinal con altas propiedades para la salud.

Historia del cultivo de la Melisa

La Melisa es originaria del sur de Europa, concretamente de la zona mediterránea. Como tiene muchas propiedades medicinales, se cultiva desde hace mucho tiempo en los jardines de Europa Central. En la Edad Media incluso tenía que ser cultivado por ordenanza en cada jardín del monasterio, porque en esos tiempos ya se conocía por sus beneficios positivos y, por ello, era muy valiosa e indispensable.

La melisa tiene un aroma que recuerda al limón cuando se aplasta, por lo que también se conoce como Melisa de limón. En España se conoce la melisa como toronjil y por el famoso "Agua del Carmen", "Agua de Toronjil" o "Agua de Melisa" que se prepara desde el año 1611 por los monjes de la comunidad religiosa de las Carmelitas Descalzas.

El "Agua antihistérica" se ha utilizado como un remedio popular para la curación del histerismo, además es conocido por ayudar a calmar los problemas del estómago, la melancolía, la falta de humor y las palpitaciones.

Las hojas y flores se recogerán durante la floración que normalmente ocurre durante los meses de junio a agosto. Las hojas recogidas se deben secar a la sombra y guardar en recipientes herméticos y limpios.

El beneficio principal de la melisa es calmar el sistema nervioso, por lo que puede ayudar con los trastornos nerviosos del corazón y del sueño, la inquietud, la irritabilidad y los síntomas producidos por el estado nervioso.

Debido a su agradable aroma a limón y sus efectos beneficiosos, la melisa es muy adecuada para tomarla como infusion o té. Existen una multitud de mezclas de infusiones y tés con melisa.

 Beneficios del Té o Infusión de Hojas de Melisa o Toronjil

Insomnio: Por las noches una infusión de Melisa (con un poco de miel) ayuda a calmarse y dormirse. Al contrario que por las mañanas o en caso de agotamiento, la Melisa tiene un efecto contraste, es tonificante, refrescante y da fuerza.
Asma: La melisa ayuda para la tos y a mejorar la respiración. Es buena tomarla para bajar la fiebre. Incluso en personas con asma, una infusión de Melisa puede facilitar la respiración.
Digestión: La melisa también ayuda a la digestión y tiene efecto anticonvulsionante en el estómago y los intestinos.
Migraña y Dolores de Cabeza: También puede aliviar los dolores de cabeza y la irritación del sistema nervioso, lo que sugiere su uso contra la neuralgia, la irritabilidad y la inquietud.
Bulimia: Se utiliza la melisa por sus propiedades calmantes para reducir el apetito. Se emplea en tratamiento natural de la bulimia y la anorexia nerviosa por sus efectos calmantes.
Dolores Menstruales: Incluso contra los dolores menstruales puede una infusión de Melisa hacer milagros, ya que relaja los órganos abdominales y el dolor durante el período desaparece.
Afrodisíaca: La melisa se considera un buen afrodisiaco para incrementar el deseo sexual de la mujer. Se puede tomar en forma de infusión 3-4 vasos al día entre comidas.
Menopausia: Se ha escuchado mucho que durante la menopausia, la infusión de Melisa puede ayudar contra muchos de los típicos síntomas de esta etapa, sobre todo cuando no se puede dormir por la noche o incluso para los cambios de humor, una infusión bio de Melisa ayuda a calmar los golpes de calor y las palpitaciones.
¿Has visto cuántas propiedades tiene esta infusión ecológica para tu salud? Ahora te invitamos a mirar nuestra tienda online y a conocer la variedad de tés bio para hoteles, restaurantes y negocios que quieren ofrecer a sus clientes lo mejor de lo mejor. 

¿Está interesado en nuestros productos? Visite nuestra tienda online: