10 tipos tradicionales de tés chinos

tés chinos

Llegar a una clasificación precisa de los tés presentes en China es algo complicado. Aunque la mayoría provienen de la planta Camelia sinensis, la diferencia está en cómo se procesan. En la variedad de sus sabores influye las características y la composición química de sus hojas. En este post te daremos a conocer los 10 tipos tradicionales de tés chinos.

Hay miles de marcas de tés en China, todas procesan las hojas de la planta de diferente forma. A pesar de ello, se pueden agrupar los tipos de té chino de la siguiente manera.

1. Tés chinos verde

Es el té más común en China. Las hojas de los tés verdes chinos se recolectan y en el proceso apenas sufren de oxidación. Dicho proceso impide que se fermenten para que no se pierdan sus antioxidantes que ayudan en la prevención de algunos cánceres y de enfermedades cardiovasculares.

Por otro lado, es uno de los tés chinos para bajar de peso, debido a que acelera el metabolismo y ayuda en la quema de calorías y grasas. También es considerado uno de los tés chinos más famosos porque previene el envejecimiento y aumenta las defensas del cuerpo.  

tés chinos

2. Té blanco

Otro de los tés chinos es el té blanco, no es tan conocido en Occidente como el té negro, el verde o el Pu-erh. Es uno de los tés chinos para adelgazar, por su poder diurético y porque elimina las toxinas que se acumulan en el organismo.

Su proceso de oxidación es leve y se cultiva preferentemente en la provincia de Fujian. Sus hojas jóvenes se secan bajo el sol y en su proceso se evitan su oxidación y fermentación. Esto permite que su sabor se conserve y sus antioxidantes.

3. Tés chinos amarillo

El té amarillo también es conocido como “té de las cinco dinastías” porque su historia se remonta a la antigua china. Se dice que solo lo cultivaban y los bebían los monjes budistas y taoístas. Su color se debe a que las hojas de la Camelia sinensis son sometidas a un proceso de fermentación bastante corto.

Se le conoce también como “oro amarillo” y tiene un sabor algo agridulce. Presenta una cantidad de bondades para el cuerpo, entre ellas: es diurética, tiene antioxidantes y digestivas. Es uno de los tés chinos para perder peso, mejora la visión y potencia la concentración.

4. Té negro

Los tés negros son aquellos que tienen un grado de oxidación del 100%, esto hace que sus hebras sean secas. Es uno de los tés chinos cuyo sabor se percibe ahumado, a tabaco o cacao, o a madera. Pero otras variedades se perciben con notas florales, de frutas pasas y rojas.

Hay una amplia variedad de tés negros con diferentes perfiles que, aunque forman parte del mismo grupo dependerá de donde sea elaborado.  A lo largo de la historia se ha demostrado que posee una cantidad de propiedades, entre ellas:

  • Disminuye el colesterol de la sangre.
  • Mantiene sanas las arterias.
  • Protege el sistema inmune.
  • Reduce el estrés.
  • Entre otros.

5. Tés chinos Oolong

El té Oolong está situado entre el té verde y el negro, que es lo que le da su coloración azul. La producción de este té proviene de las provincias chinas de Funjian, Cantón y Taiwán. Su sabor es suave, no es tan concentrado como el del té negro.

Por lo general, se vende en hebras o en bolsitas. Durante el proceso de secado se enrolla y es por eso que se encuentran en presentaciones prensadas. Su sabor y aroma depende del jardín del té, del oxidado y de la calidad de la hoja.

tés chinos

6. Té rojo chino

El té rojo o Pu-erh es otro de los tés medicinales cuyas propiedades aportan beneficios a la salud. Procede de la región Pu´er de China. Por cientos de años únicamente fue consumido por la nobleza, su tonalidad rojiza proviene de su fermentado, que va de un mínimo de 1 años y un máximo de 60.

Sus principales beneficios:

  • Uno de los mejores tés chinos para adelgazar, porque ayuda a metabolizar bien los alimentos y estimula la secreción de los jugos gástricos.
  • Cuida el sistema cardiovascular.
  • Regula el colesterol.

7. Tés chinos perfumados

Se pueden mezclar los tés con el propósito de crear un té con sabor equilibrado, usando diferentes orígenes y caracteres. Debe prevalecer una regla de oro en la mezcla de tés: conservar el mismo sabor del anterior y el consumidor no deberá detectarlo.

El té puede ser aromatizado con mezcla de perfumes, aceites esenciales y aromatizantes. Esta mezcla se puede usar para cubrir u opacar la calidad inferior de un té. Muchos de estos son tés chinos de flores, por ejemplo, con jazmín, rosas, crisantemo, melocotón, entre otros.

8. Tés de flores

Los tés chinos de flor se encuentran entre té de flor y té perfumado. Las flores que se incluyen son secas y suelen ser: hibisco, crisantemo, amaranto, lirio, entre otras. Consumir estos tipos de tés chinos curativos ayudan a: mejorar la digestión, combatir el envejecimiento, etc.

tés chinos

9. Tés chinos oscuros

Es un té post-fermentado, sus hojas son elaboradas en las regiones chinas de Hubei, Sichuan, Yunnan y Hunan. Su color oscuro se debió al té humedecido que llevaban a espaldas de los caballos que lo trasladaban. El agua es de color ambarino con algo de rojo. Su sabor es muy rico y puro.

10. Té Mao Jian

Este tipo de té es un tipo de té verde que proviene de la provincia de Henan, China. Tiene un sabor dulce muy rico. La palabra Mao significa lo aterciopelado que recubre los brotes y Jian se refiere a la forma puntiaguda y afiladas de las flores.

ETIQUETAS
China · Taiwán · té blanco · té negro · te verde · tés chinos ·

¿Está interesado en nuestros productos? Visite nuestra tienda online: