¿Es el té más saludable que el café?

Té ecológico a granel

Cada vez hay más consumidores de café que tratan de cambiar por completo o al menos parcialmente su adicción al café y  tomar más té. Y es que suele pensarse que el té es más saludable que el café pero, ¿es cierto esto? Veamos.

¿Es el té más saludable que el café?

Hay mucho debate entorno a que el consumo de café podría aumentar el riesgo de un ataque al corazón u otras enfermedades graves, como el cáncer, aunque los estudios contradicen estas teorías. Sin embargo, es bien conocido que el consumo excesivo de cafeína puede tener efectos secundarios desagradables, como el nerviosismo y la presión arterial alta. 

Los bebedores de café, a menudo recurren al efecto estimulante del café, sobre todo para despertar por las mañanas, porque el consumo de té se asocia más con la comodidad y la relajación. Sin embargo, es un error pensar que las bebidas de café en grano o la nuez de kola, solo contienen cafeína. El Té blanco, Té negro y  verde contienen "teína", este es el mismo agente estimulador que la cafeína.  

Ventajas y desventajas del té y el café

El contenido de cafeína en el té es inferior, vinculado a los taninos y dependiendo del tiempo de reposo del té en el agua caliente. El efecto puede variar en estimular o calmar. También la cafeína actúa más lento, pero en general es más duradero. En una taza de café hay alrededor de 100 miligramos de cafeína aproximadamente, el doble que en la misma cantidad de té negro, té verde o té blanco.

Una ventaja para el bebedor de té, es el efecto del té en los dientes: Disueltas las hojas de té, el fluoruro refuerza el esmalte dental y limita la producción de ácido de las bacterias orales. Este efecto secundario puede así ayudar a prevenir la caries dental. Al contrario, los amantes del café que toman muchas tazas diariamente, pueden ver que sus dientes se decoloran.

Básicamente es muy saludable tomar bebidas como té y /o café con moderación: El té negro y té verde, por ejemplo, contienen sustancias que se dice tienen un efecto preventivo para el cáncer, sin embargo, si eres aficionado al té con leche, puede neutralizar este efecto completamente.

El café puede ayudar con evidencia científica de que da lugar a la prevención de la gota, mientras que beber té con teína protege contra el reumatismo. Además parece estar demostrado que la cafeína es buena para reducir el riesgo de la enfermedad de alzheimer o demencia, bloqueando uno de los rasgos negativos del colesterol. El colesterol debilita la barrera hematoencefálica del cuerpo a largo plazo y el efecto de la cafeína estabiliza esa barrera. A través de diversos ácidos en el café, la mucosa gástrica puede ser atacada.

Los tuestes de cafés muy oscuros son más bajos en ácido, que los tuestes mas claros, por lo tanto los tuestes oscuros son más adecuados para estómagos sensibles y en el caso del expresso, es beneficioso porque el proceso del tostado de los granos de café es muy extensa y larga.  

Café y el efecto diurético

El efecto diurético del café es bien conocido, pero el efecto en los consumidores ocasionales es mayor que en los bebedores habituales. Tampoco es cierto que el balance del agua del cuerpo se altera de forma permanente por el alto consumo de café.

A menudo en algunos países se sirve de forma simultánea los cafés con un vaso de agua. Esto inicialmente tiene un propósito diferente que el de "regular" la ingesta de líquidos, debido a que el agua se bebe antes, las papilas gustativas de la lengua son "lavados" y así es mas sensible al aroma del café, por lo que el sabor es más intenso.

En definitiva, se trata simplemente de un error creer que el té sería más sano que el café, ya que con moderación ambas bebidas pueden ser un activo para el día a día, dependiendo de los gustos. Como estimulante, ayudando a la concentración, calmante, relajante o para calentarse durante estaciones frías.

¿Está interesado en nuestros productos? Visite nuestra tienda online: