Los 10 mejores tés aromatizados para el verano

Té ecológico de verano

¿Por qué no beber té cuando las temperaturas suben? Al prepararlos se deben optar por mayor cantidad de hojas, porque al agregarle hielo y notar que es frío, su intensidad disminuye. En otros países lo hacen y ya es una tradición, esto es porque al beberlo caliente produce sudor y hace que la temperatura del cuerpo se eleve. En este post te enterarás del té de verano.

En los hogares árabes al huésped se le recibe con té muy caliente, si se sirve frío es una muestra de descortesía. En España, se prefiere beberlo frío y el caliente se deja para los más valientes. La segunda bebida del mundo no solo es para los días fríos, se puede hacer fácilmente en casa y disfrutar de sus beneficios nutricionales.

Lo bueno del té es que se puede mezclar con otros ingredientes que lo hacen único y original. Por ejemplo, con fresa, jengibre, canela, zumo de limón, etc. Veamos a continuación los 10 mejores tés aromatizados para el verano.

Té de verano

1. Té de verano negro

El primer té de verano, que resulta la versión clásica del té helado típico y la opción ideal es el té negro. Suele usarse como base para preparar los tés helados acompañados con otros ingredientes como: kiwi, fresas, lima o naranja.

Hay versiones de alta calidad en cuanto a tés negros que también se pueden usar, estos son: el Ceylon y el Darjeeling. Las versiones británicas son muy buenas, como el English Breakfast y el Earl Grey.

El té negro helado también se le agregar leche. Por ejemplo, el té chai, muy consumido en el mundo, tiene como base, té y leche.

2. Té Oolong

Producido únicamente en China y Taiwan, su sabor puede variar drásticamente según los tiempos de oxidación. Los tés oolong más claros tienen un sabor delicado y dulce, mientras que los más oscuros son más terrosos y robustos.

Cuando se venden se hacen en forma de bolas o perlas enrolladas que al infusionarse se despliegan. Por ello, se hace una experiencia única el simple hecho de prepararlo. El té Oolong puro sirve como base para preparar té helado, así como se hace el té negro.

También venden té de verano Oolong aromatizados, especialmente para beberlo frío. Por ejemplo, con sabor a melocotón o naranja.

3. Té de verano hibisco

Conocido también como té de Jamaica se prepara con flores de hibisco. Es una bebida deliciosa y refrescante, su sabor es dulce con cierta acidez, parecido al de arándanos. También se usa para mezclarse con otros ingredientes y hacer tés e infusiones. Ideal como té de verano.  

4. Té de verano con menta o hierbabuena

La infusión de menta o hierbabuena es deliciosa tanto fría como caliente. Además, es excelente para prepararla como té helado, resultando refrescante y con un gusto hormigueante. Cuando se siente en las papilas gustativas deja una sensación de limpieza en la boca y la refresca.

La menta tiene un sabor muy natural, por lo que resulta excelente para preparar té de verano, sin siquiera agregarle algún endulzante. 

Té de verano

5. Té blanco

Para quienes les gusta el sabor sutil, delicado y lleno de matices florales, el té blanco helado es el ideal. Están los de alta calidad como el Silver Needle (ligero al paladar y de textura sedosa) y el Pai Mu Tan (de fino aroma floral).

Como es un té delicado su preparación debe llevar bajas temperaturas para que su sabor no se pierda. La temperatura ideal es de 70 a 80º C. Además, este té sirve como base para preparar otro té de verano. Se puede combinar con frutas cítricas (limones y naranjas) o frutas más suaves como melocotones y manzanas.

6. Té de verano Rooibos

El té rooibos es como el té negro, pero no contiene teína. Su sabor es único, especiado, redondo y con cuerpo. Si no quieres que contenga teína, el té rooibos es el más adecuado como té negro helado. Así como el té negro, el rooibos queda bien con limón y miel. Además, podrás disfrutar de sus propiedades como prevenir la diabetes, combatir el cáncer y mejorar las funciones cardíacas.

7. Té Matcha

El té marcha tiene un sabor exquisito y es el té que tiene el mayor contenido de antioxidantes y L-teanina. Al contener teína es una excelente opción como té frío para obtener ese impulso de energía que necesitamos.

Para la preparación del té de verano matcha se usa un batidor de bambú o uno eléctrico. No importa cuál elijas, lo importante es que no queden grumos. Al ser un polvo fino es propenso a formarse estos grumos. Lo recomendable es tamizarlo al agregarlo al agua. Bébelo frío con o sin leche. También sirve como base para hacer smoothies o tés helados con frutas.

Té de verano

8. Té de verano Pu-erh

El té Pu-Erh o té rojo helado cada vez gana más popularidad. Es una alternativa muy refrescante y saludable, para beber en el verano sin perder la dieta. Prepararlo es muy sencillo, solo debes hacerlo como lo haces con cualquier infusión. Lo dejas enfriar y ya está listo para beberlo con hielo. Frío conserva sus propiedades.

9. Té verde

El proceso de fermentación del té verde es diferente al de otros tés, como el negro, azul y rojo. Debido a ello se conserva su color y sabor, además de sus propiedades que son tan buenas para la salud. Puedes hacer una bebida fría de té verde combinándolo con flores y cítricos que potencian sus propiedades.

10. Té de verano perla

Es un té de primera cosecha, sus hojas son elegidas cuidadosamente y se enrollan en forma de bolas pequeñas como el Gunpowder. Este té se parece a las perlas y es allí donde viene su nombre, en chino se llama Choo-cha.

¿Está interesado en nuestros productos? Visite nuestra tienda online: