Las mejores infusiones de Rooibos organicos online.

Rooibos
SPECIAL OFFER
FOR Rooibos
El té de rooibos o infusión de rooibos, está cada vez más en nuestras latitudes y con más y más seguidores debido a su gran sabor y muchas otras grandes propiedades beneficiosas. El Rooibos es cada vez más popular en los países occidentales, especialmente entre los consumidores conscientes de la necesidad de cuidar más la salud, debido a su alto nivel de antioxidantes como aspalathin y nothofagin. También porque es un té que no conviene cafeína y sus niveles de taninos son muy bajos en comparación con el té negro o el té verde.

Para las personas que quieren una alternativa saludable al café negro o té negro, el rooibos es una opción muy afrutada y dulce, pero sin calorías y sin cafeína, que pueden disfrutar en cualquier momento del día y es apto para cualquier persona, incluyendo a los niños y mujeres embarazadas.

Las hojas o agujas se utilizan para hacer un té de hierbas llamado Rooibos o té de arbusto rojo. El producto ha sido popular en el sur de África durante generaciones y ahora se consume en muchos países más. A veces se escribe rooibosch de acuerdo con la antigua etimología holandés. Rooibos se cultiva generalmente en una área pequeña en la región de la provincia del Cabo Occidental de África del Sur.

Las hojas se oxidan en un proceso denominado como fermentación, de acuerdo con la terminología de procesamiento del té. Este proceso produce el color marrón rojizo distintivo del rooibos y realza su sabor. El Rooibos tiene un sabor a fruta-dulce pero al mismo tiempo suave, debido al proceso de fermentación, en el que los taninos se convierten en sabores.

También existe rooibos "verde" que es una versión no oxidada, pero el proceso de producción es más exigente para el rooibos verde (similar al método por el cual se produce el té verde) y hace que sea más caro que el rooibos rojo tradicional. El rooibos verde tiene un sabor ligeramente a malta y un poco de hierba diferente de su homólogo rojo.

Preparación de Rooibos

En África del Sur, es común preparar el té de rooibos de la misma manera que el té negro, agregando leche y azúcar al gusto. Otros métodos incluyen en la preparación una rodaja de limón y el uso de la miel en lugar de azúcar. Varias tiendas de café en Sudáfrica han comenzado a vender el rooibos como su "espresso rojo", que es rooibos concentrado servido y presentado al estilo de espresso ordinario. Esto ha dado lugar a variaciones basadas en
rooibos como rooibos-lattes y cappuccinos rojos, el té helado hecho de rooibos se ha introducido recientemente en Sudáfrica, Australia y Estados Unidos.

El sabor de Rooibos, a diferencia del té verde, gusta incluso a los niños pequeños o también se les puede dar a los bebés en casos de cólicos, porque no afecta a su organismo. Este sabor extraordinario del té Rooibos se basa en dos flavonoides que se encuentran exclusivamente en el Rooibos, haciendo que las personas sientan un dulzor agradable tomando el rooibos sin azúcar ni calorías extras. Hay cerca de 100 aceites aromáticos que proporcionan el sabor afrutado del té de rooibos.

Beneficios del Rooibos natural

Se recomienda el Rooibos sobre todo para personas que padezcan dolor de cabeza, insomnio, tensión nerviosa, depresión leve o hipertensión. Porque no contiene cafeína y tiene una influencia calmante sobre el sistema nervioso central. Rooibos ayuda a la eliminación de problemas de estómago y digestivos, como náuseas, vómitos, ardor de estómago, úlceras de estómago y estreñimiento.

El rooibos contiene agentes antiespasmódicos que alivian los calambres estomacales y cólicos de los bebés. También ayuda a hacer frente a alergias, a enfermedades como la fiebre del heno, el asma y los eczemas. Además alivia mucho, tan solo aplicando directamente en la piel en casos de picazón, irritaciones de la piel y el acné.

El Rooibos es una bebida calmante, sin calorías, ideal en las dietas de adelgazamiento y, además, limita el efecto de los radicales libres (un subproducto de la función normal de las células) en el proceso de envejecimiento y evita el debilitamiento del sistema inmune.

El Rooibos aumenta la absorción de hierro del organismo, contiene hierro, potasio y cobre, minerales esenciales para diversas funciones metabólicas. Hay que destacar que el Rooibos cubre los requerimientos diarios de calcio, magnesio y, especialmente, el flúor, que es necesario para el desarrollo de los dientes y huesos fuertes.